CONFUSIÓN TERMINOLOGICA

Colectivo CdA

Página Principal

-----

Contacto

 

Confusión terminológica.

Tenemos a la sociedad confundida; le hablamos de una arquitectura interior, de una arquitectura del paisaje, de una arquitectura sin arquitectos, de una arquitectura utópica, de una arquitectura legal, de una arquitectura ecológica, de una arquitectura sostenible, de una arquitectura efímera (¿?) y le vendemos una arquitectura mediática (la de los arquitectos estrella) muy discutible, extravagante y absurda no sólo como planteamiento formal sino como artefacto poco comprometido con la funcionalidad. Y, también, le vendemos como "obra de arquitectura" esa construcción realizada por miles de esos que tienen el título de arquitecto que en connivencia con los intereses del capital han especulado con el territorio y construido no importa qué o han trazado las lineas reguladoras de esas grandes metrópolis que, en palabras de Charles Delfante, están "exentas de alma". Y eso por no hablar del uso genitivo del sustantivo arquitectura: arquitectura de la política, arquitectura de la bolsa o Arquitectura financiera internacional, definida por el BCE como la estructura y el funcionamiento del sistema monetario internaciolnal. Es decir, arquitectura = estructura (estática) y funcionalidad

Y como colofón, les decimos que un arquitecto es un profesional capacitado y reconocido legalmente para hacer desde un triste, aunque útil, Certificado de habitabilidad a un Guggenheim. Es evidente que para el bien de todos esos “tipos” de arquitectos –y para la sociedad en general- todo ello debe ser revisado.